lunes, 21 de mayo de 2018

Aijoneros por el mundo

Este pasado sábado nos tocaba un poco de relax, aparcamos las producciones de cerveza y un grupo de lo mas selecto, nos dirigimos a cantabria, para hacer una visita a la microcerveceria Redneck.
Por una vez nos quitamos las prisas y nos tomamos las cosas con calma, quedamos a las 11.30 en Cartes, un pueblo muy bonito cerca de la micro, allí nos tomamos un café/cerveza y nos juntamos todos, ya que había gente en una casa rural por allí, otros venían de Santander, y nosotros del poblado. De allí nos dirigimos a las 12 a las instalaciones de la Redneck, situada en un polígono en la localidad de Reozin. Redneck esta formada por un grupo de cerveceros caseros, que se han juntado despues de años como caseros y han decidido dar un paso mas, se nota que hacen las cosas muy bien, ya sea por su cerveza que esta muy rica, como por sus instalaciones bien limpias y cuidadas.
El tragador
La visita comenzo con una corta esplicacion del proceso de elaboración, para continuar con una grata cata en la cual pudimos degustar su APA Brandinne, la Amber Ale Honky Tonk, su IPa Kajun rica cerveza muy demandada, continuamos con Berlinner Weisse la cual le encanto a Daoiz, sobre todo por su plácida acidez, muy refrescante, seguimos con una NEIPA que tenían preparada para su evento de año de la próxima semana, una pena no haberlo sabido antes y haber ido ese finde, seguimos la degustacion con la Redneck Brea, una Imperial Stout, y terminamos con una Smoked Porter, cerveza preferida por Mudito, le encantan los sabores ahumados a este hombre. durante el evento el Toro del Pass nos fue surtiendo de picoteo, menos mal por que sino tanta cerveza nos habría hecho estragos, nos sacaron patatas fritas, de una barbacoa chorizo y salchichas fritas, queso y como postre un bombón, todo muy bueno. La verdad que fue un placer la vista y se portaron muy bien, recomendamos encarecidamente la visita a esta micro cervecería.
Del chorizo le daba igual la acidez....
De hay con un par de cajas bajo el hombro, nos fuimos a la casa rural donde estaban los abubillas, para deleitarnos con una barbacoa y meternos una caja de Redneck pal coleto.
Día muy completo y relajado de buena cerveza y comida. Un placer de día y compañía, menos uno. ¿ habrá hecho alguno su marco?
Esperemos continuar con estos eventos y disfrutar de la buena cerveza donde se pueda.
También comentar varios eventos que hemos tenido, que como seria muy extenso comentarlos os dejamos unas fotillos para que los veáis.
Salud y buena Birra¡
Todas las referencias que probamos.
Nuestros nuevos barriles de 10l
No les va a gustar a todos nuestras cervezas.
😠😠😠😠



Disfrutando de la romeria con buena cerveza y
buenas viandas caseras.




Paellita con buena cerveza en la bodega.






En la feria de Lerma probando la Virtus.


SALUD ¡¡¡

lunes, 30 de abril de 2018

Cata de chuleton y si eso algo cerveza

Este pasado comenzamos el día haciendo una weizenbock, cerveza oscura de trigo, para entretenernos un poco durante la mañana y calentar un poco para la cata de la tarde.
Gestionando la cata o algo.
Ya en la tarde a las 18:30 empezamos a preparar un poco las ascuas, metimos unos buenos troncos de encina y algo de carbón, para que nos aguantasen las ascuas durante toda la cata.
Estudiandose las cervezas.
Poco a poco la gente fue llegando, no eramos muchos para esta cata, tan solo 7, pero con muchas ganas, a los fogones para el evento le toco el turno a Javi. A los cuchillos cortando la carne le toco a Jose. Empezamos la cata con una cerveza Belga, una Strong Ale, la Moinette blonde, cerveza rubia algo turbia, donde destacan los sabores que da una levadura muy especial que usan para esta cerveza. 32 puntos se llevo esta cerveza quedando en tercera posicion.
 Las cervezas en esta ocasión se llevaron todas una puntuación muy parecida, siendo buenas cervezas aunque sin destacar demasiado ninguna. Para empapar la cerveza empezamos calentando la piedra y nos hicimos unos filetes de Wagyu, carne de un sabor fuerte. También sacamos unos espárragos trigueros, que estaban muy ricos, recientemente sacados de la sartén y que el Pistolas descubrió y le encantaron, dejando bien limpia la fuente.
Tragador.
Continuamos la cata con la Rondenbanch Grand Cru, cerveza de estilo Red Flanders, es un estilo de cerveza de los denominados ácidos, en el que poco a poco les estoy intentando educar y que les guste un poco. La cerveza lógicamente era un poco ácida, pero de una grata acidez, plácida, muy refrescante. ultima posición empatada, aunque con 30 puntos, buena posición. Aquí al señor Chao no le gusto nada de nada, dándola un 15, 2 puntos mas de lo que dio a su querida amstel en la anterior cata, así que igual se la podría beber por litros también. Y que mejor acompañamiento para esta cerveza que un chuleton de potro, muy rica esta combinacion.
En este punto temimos por la salud de nuestro maestro en olores Mato, que algo le dio alergia, pero que con un par de cachos de carne, se le pasaron las alergias y pudo seguir disfrutando de la cata.
Nuestro experto cortador.
Seguimos con una Abbaye des Roc´s, una dark Strong Ale, que para mi fue una de las mejores cervezas que he probado, pero que a cambiado mucho y prueba de ello es que nada mas abrirla la cerveza salia del botellín como si la hubiese hecho el Pistolas. Cerveza turbia, de feo aspecto y con unos sabores y olores a alcohol, caramelo y frutas oscuras. Parecía que había tenido una fermentación rápida y poco controlada, como las primeras cervezas que hacíamos. Aun así no se llevo una mala puntuación, 30 puntos, destacando los 41 de Carlos, frente los 21 de Jose. Mejoro bastante la cerveza empapada en el entrecot de ternera, muy tierno y rico.
Para comparar con otra cerveza del mismo estilo la siguiente cerveza fue la Gouden Carolus Classic, cerveza muy rica y compleja, destacan los sabores maltosos y pese a sus 8 grados apenas se notaba el alcohol. 35 puntos y medalla de plata. Así que con una cerveza tan rica, le sacamos un chuleton de vaca frisona, esta fue la carne que mas gusto a todos en general, menos al Pistolas, que lo que mas le gusto fueron los espárragos y los panecillos.
Cambiamos de estilo para pasar del chuleton de frisona a un chuleton de Rubia Gallega, carne que tenia un olor mas fuerte y mas curada pero que estaba un poco dura. Para regar la carne, sacamos unas Founders Dirty Bastard, cerveza estilo Wee Heavy, estilo escoceses donde destacan los sabores maltosos y la alta graduación, aproveche la ocasión de que el picoteo era contundente y las cervezas y estilos eran de una graduación media alta, de unos 8 graditos. 31 puntos para esta cerveza.
No lo soltaba el mamon.
El cocinero y el pinche dandolo
todo.
Y para terminar la cata, repetíamos estilos, la Traquair Jacobite, cerveza compleja y muy rica, donde el alcohol estaba muy bien integrado. 37 puntazos y primer puesto. Ya con la tripa bastante llena, sacamos para terminar un pastel, en teoría, de cerveza negra y crema de queso, pero que sabia a chocolate negro y blanco.
Con un buen sabor de boca terminamos la cata, destacando el chuleton de Frisona y la Jacobite, en los peros la Abbaye y que no pillásemos pan para los chuletones, doliendole en el alma a un par de ellos el no poder untar la grasilla de los chuletones.

Y con esta nos despedimos, la próxima sera el viaje cervecero a Cantabria, esperemos.
Salud y buena Birra.
Foto finish, un placer como siempre.



Que pinta mas wena ¡



No dejo ni para los perrilos.






















miércoles, 28 de marzo de 2018

Cata Ibérica

Con un poco de retraso, da comienzo la temporada de catas de 2018 y que mejor momento de cambiar de reportero (Soy Chao) tanto para dar otro tono menos técnico y más realistas a estas crónicas como para aclara ciertos aspectos sucedidos aquella tarde.

La cata, como siempre preparada por nuestro connoisseur Alfonso, empieza con una identificación de olores/sabores a través de yogures basada en frutas tropicales y la escondida menta del Activia, así que con la flora intestinal preparada, empezamos la cata de cervezas los 10 miembros elegidos.


Comenzamos con una lata, cuyo liquido reflejaba unos tonos oro brillante y una espuma blanca inmaculada, la fase olfativa suscitó grandes confusiones con una mezcla entre defectos y aromas de cerveza tradicional, pasando a la fase de degustación donde los sabores metálicos predominaban ocultando los verdaderos sabores de esta cerveza. Su puntuación fue bastante pobre, en particular, por mi valoración de 13. Esta cerveza se trata de Amstel, una de las mejores cervezas del mundo y que sin duda el exceso de yogures en la primera parte y la falta de calentamiento, nos nubló los sentidos. 

Seguimos con la cata que fuimos marinando con viandas de las zonas de donde provenían las cervezas entre las que nos encontramos unos callos madrileños, queso Idiazabal, Anchoas del Cantábrico y unas tostas de faisán escabechado de Astudillo (http://www.amoconservas.com/) muy rico.


Siguiendo con el tema de las cervezas, catamos la IPA TANOK BEARD que fue la ganadora de la tarde, con una presencia y un retrogusto que nos encantó y que esperamos que Chonsi nos lleve a la fabrica esta primavera.


Para terminar catamos una Russian Imperial Stout que su intenso sabor y toques de café y regaliz no triunfaron tanto como poder darla una puntuación más elevada, quedando en segundo lugar. Ya jodería que ganase una cerveza catalana.


Entre el resto de cervezas cabe destacar la RED IPA de ARRIACA donde descubrimos los colores Wengué, muy desconocido para muchos, la Naparbier Pilsner de Pamplona y la Basket Land que su sabor y olor a cafetorro la hizo perder algunos puntos, sobretodo por parte de Raquel.


Al final una puntuación muy homogénea, sin cervezas espectaculares y con una cerveza puesta a traición de la que solo se sacaron sus peores connotaciones.




Enhorabuena Alfonso por esta cata y por tu paciencia......

martes, 19 de diciembre de 2017

Cuarta cata Navideña

Que bien prestan atencion algunos.
Este pasado sábado, realizamos la ya tradicional cata Navideña, pese a no ser tan numerosa como en otras ocasiones, acudimos lo mas selecto del elenco cervecil Astudillano ( toma frase).
Rica convinacion de tapa y cerveza.


El evento empezó a las 18:30, y para ir educando nuestros olfatos sacamos diversos frascos con aromas, sorprendiéndonos el experto Chao acertando las primeras esencias, por fin reconoce el clavo, que lo mio me ha costado, aunque al final se le fue el olfato o la suerte y fue el turno de acertarlas de su señor esposa, así que le daremos un empate. Durante el evento probamos la cerveza Tempelier, recién traída de Bruselas, cerveza ligera y rica aunque un poco sobrecarbonatada.
Ya con el olfato al punto, arrancamos con las cervezas, como va siendo constumbre, estas van tapadas con albal así nadie puntúa mas o menos por la fama de la cerveza.
La primera cerveza en salir a la palestra fue una Pale Ale de Sierra Nevada, una de las mejores micros de EEUU, cerveza ligera, bebible y refrescante, donde destaca el lúpulo por encima de la malta y que gusto mucho, tanto que quedo empatada en la primera posición, cosa poco habitual en cervezas doradas. 39 puntazos para ella. Para igualar en calidad a la cerveza, sacamos una tosta de solomillo con foie que gusto mucho a todos.
El experto Chao.

Seguimos con muy buen sabor de boca y para que la cata no decayese, tenia que sacar otra gran cerveza que pudiese estar a la altura. Le toco a la gran y afamada cerveza navideña de El Aijon, espectacular cerveza la de este año, se ve que saben lo que se hacen. Como dijeron al probarla, una explosión de sabores, destacando los sabores afrutados, pasas, ciruelas, arándanos junto con el chocolate y el café y con un cálido toque a vino jerez, en fin, una delicia de cerveza para degustar en estas fechas, 38 puntos para ella a solo un puntito del primer puesto, pero que gusto mucho y que alguno no se creía que fuera del Aijon. Para acompañar esta cerveza, le toco el turno a un queso gouda, Old Amsterdan, queso en honor a la Nere, que fue quien me le descubrió.
La tercera cerveza en hacer su aparición fue una Doppelbock de Islandia, de la cervecera Einstok, cerveza mas ligera, donde priman los sabores a maltas tostadas, bebible y que a Vero le encanto hasta el punto de darla un 48, frente a los 28 puntos de Raquel, también se notaba que después de la anterior cerveza, pues era difícil igualar. 34 puntos. Para empapar un poco, probamos una cecina con foie, había que empapar, que las cervezas tenían todas una graduación alcohólica mas elevada de lo habitual.
Continuamos con la Christmas Ale de Corsendonk, cerveza de libro navideña, con sus notas a maltas y especias, y cosa sorprendente, el experto Chao distinguió el clavo, todo un fenómeno. 33 puntos para ella, contrastando los 40 puntos de Isra, con los 21 de Raquel, que estaba en plan tacaña puntuando.Queso trufado toco de acompañamiento ,que no nos convenció mucho, pero bueno hay que probar de todo, que para eso estamos.
Espectacular.
Ya en la recta final, les tenia preparada una sorpresilla, una cerveza  Old del 2016 del Aijon, estaba muy en el estilo, con una gran presencia de notas a coñac, debido a su alto contenido alcohólico, lo cual no gusto mucho a algunos pero si hizo las delicias de otros, como ocurre en este estilo de cerveza un poco de disparidad de puntos, quedando con 36 puntos en cuarto puesto. Aquí igual fui yo un poco mas generoso que el resto, pero que le vamos a hacer, me encanta. De tapa le toco el turno a los conos de foie con queso, que aunque no pude pillar los del lidl de sabores, gusto bastante a todos. Alguno se apunto la receta, no se si van a comer o a catar cervezas.
Para finalizar por todo lo alto teníamos la KBS de Founders, una Imperial Stout muy rica con sabores cercanos a una Sweet stout pero con una mas elevada graduación alcohólica, destacando el chocolate junto con la vainilla, gran cerveza que consiguió 39 puntos, debido a que aquí veto la puntuación de Raquel, no puede ser que la de solo 21 puntillos, así que primer puesto empatada con la Sierra Nevada. Terminamos la cata con unos bombones trufados, un poco de turrón y unos chupitos de gelatina, de gin tonic, que se curro Vero que estaban buenisimos y que maridaron a la perfección.
Tocando el violin del merndero

Y así terminamos la cata, quedandonos un ratillo mas al calor de la lumbre, probando las ultimas elaboraciones y ya que el Experto en villancicos Chao no llevo la guitarra, Vero nos dio un concierto de violín muy jamonero, que nos dejo muy buen sabor de boca.
Con esta agradable cata despedimos el año, esperemos el 2018 nos traiga mas catas y cervezas aun mejores que las de este año.

Feliz Navidad a todos, en especial a Daba que sera el único que lea esto. Jejeje.

martes, 28 de noviembre de 2017

Cerveza + cecina + aceite, gran combinacion.

Comenzamos el sábado con fuerzas a eso de las 11:00 de la mañana y nos dispusimos a almorzar, menos mal que ibamos con fuerzas, para poder ingerir el estupendo almuerzo, en el que aprovechamos para probar unas cervezas de Munguia de Boga, que estaban muy ricas, cortesía del señor Rogelio, mas detalles como este serian de agradecer. Trasteamos un poco en la electricidad de la instalación y para poco mas dio la mañana, bueno un día tranquilo no viene del todo mal, o eso decía alguno. Con los deberes hechos o casi nos fuimos a tomar unas cervezas para descansar y nos comimos una espectacular paella, aunque le falto el toque del fumet, Forillo no se lo curra mucho.
Como me emplatan de bien.
Cumplida la primera etapa, nos dispusimos a lo importante y dimos comienzo a la cata, empezamos con una pequeña cata de maltas, en la cual olimos y probamos distintos estilos de maltas  utilizados en nuestras elaboraciones, gustaron bastante las maltas mas tostadas con toques caramelo. Creo que entre malta, agua y lúpulo que hemos probado, esta fue la mas agradable y se alargo un poquito.
Después de haber aprendido un poquito, nos pusimos ya con la cata de cervezas, tocaban estilos Belgas, que son bastante apreciados por todos, y empezamos por un estilo no muy conocido y poco apreciado, Geuze, estilo de fermentación espontánea, con olores a cuadra o establo, fruto de la levadura bretanomices, el estilo estaba muy bien, lo que no es muy agradable y no gusto mucho, con comentarios que era la peor cerveza que habían probado en su vida, eso ya lo había escuchado antes con un Imperial Stout con sabores muy fuertes, incluso alquitrán, no se decide esta gente.23 puntos para esta cerveza, con alguna abstención de puntuación, Ester fue la excepción y la única a la que le gusto este brebaje. Mejoro un poco cuando la acompañamos con la cecina,el primer estilo fue de chivo, muy agradable con sabores a lechazo. 
Pasado el mal trago, empezamos con estilos mas agradables Trapenses, la primera fue una Blond Ale de Achel, con 8 graditos estaba en el rango alto del estilo, esta cerveza dorada con fuertes sabores de malta y de la levadura típica belga, clavo y plátano gusto bastante y mas con la cecina de burro.39 puntazos y segundo puesto para esta cerveza, raro tanta puntuación en una cerveza rubia.
Cambiamos de estilo y sacamos una dobel, en esta ocasión servimos una artesana de el portal hecha por el aprendiz Josecito y si bien en inicio, un par de botellas hicieron un geiser bastante grande poniendo todo perdido de espuma, la cerveza gusto bastante y se llevo una muy buena puntuación de 37, quedando empatada en tercer puesto. Para madirarla pusimos cecina de ciervo.
Seguimos la cata con una triple, la Karmeliet, cerveza preferida de Edu, no da guerra ni na, y pese a sacar las botellas tapadas, nos hizo trampas y descubrió cual era, una lastima a ver que habría puntuado sino, aun así solo le dio 42 puntillos, que no esta mal pero tampoco es para tanto. Buena cerveza con los típicos sabores a malta y levadura Belga y refrescante, aunque nos pareció un poco ligera para el estilo. 37 puntos de media y tercera posición empatada.
Hicimos un pequeño receso y nos pusimos a probar los aceites que habíamos traído, la verdad que eran para haberles ido probado con cada cecina, pero ya estaban todas un poco aceitadas y no era menester hachar mas. Así que sacamos la cecina de búfalo, que no tenia aceite, una barra de pan hojaldrado de fromista y nos pusimos aprobarlos, teníamos 4 monovarietales, que tenían sus pequeñas diferencias,como el amargor de la cacereña o la intensidad del picual, no pusimos notas, por no liarnos mas. También había 4 aceites especiados y la verdad que sabían mucho a la especie y aquí hubo muchos gustos distintos, aunque el que mas triunfo fue el de boletus, seguido por el picante de guindilla.
Así poco a poco la cata se nos iba alargando mas de la cuenta, aunque la verdad que como se estaba agusto, pues tampoco nos dimos mucha cuenta. (comiendo cecina y bebiendo buena cerveza, siempre se esta agustico, jeje).
Fuimos a por la 5ª cerveza, una dubel, la St Bernardus 8, cerveza que para mi se tenia que haber sacado una mayor puntuación y el segundo puesto, pero Carlos nos la puntuó muy bajo, tan solo 23 y se fue al cuarto puesto, hay saco el genio de su hermano. Cerveza compleja, maltosa y muy rica, que camuflaba muy bien los grados que tenia. 36 puntitos, 1 menos que la dubel de Jose, igual al final va a aprender a hacer cerveza, aunque el puntuó mejor la St Bernardus. La cecina para esta cerveza fue para mi la mejor, de toro, así que una perfecta convinacion.
Terminamos ya el evento con una Dark Strong Ale, desde Canada la Trois Pistoles, la verdad que ya el estilo es uno de los preferidos en todas las catas y que mayor puntuación se lleva, cervezas fuertes donde destaca la malta y los sabores añejados y a vinos de Oporto, cerveza muy rica que entraba muy bien disimulando perfectamente su alta graduación alcohólica, 42 puntazos para este cervezon, que con la ultima cecina de oveja cerro la cata.
Buena y amena cata, con cervezas que gustaron bastante, todas con altas puntuaciones por encima de los 35, que duro hasta las 22:30, larga pero espero que entretenida.
Y así despedimos otro día entre cervezas, esperando ya que llegue nuestra famosa cata Navideña, que no queda nada, se nos junta los eventos.

 Salud y buena BIRRA¡