jueves, 19 de octubre de 2017

No hay dos sin tres.

 Hicimos queso vegetal e hicimos cerveza de calabaza, así que ya tocaba una cata de cerveza y para experimentar un poco, bueno, mas bien yo experimento con el resto, primero les prepare una cata de lúpulo a pelo, primero en flor, luego en nariz y después en sabor y amargor. Fue curioso y un poco, digamos amargo, hicimos la prueba con lúpulo en verde ,del rió de Astudillo, que fue mas agradable o menos desagradable que el Nelson Sauvin, quizá por que tiene mas amargor, pero bueno fue un poco curioso, aunque no se si les gusto mucho, menos al chao, que pidió repetir y todo.
Después de los experimentos, dimos comienzo a la cata, esta vez y para honrar, un poquito, a nuestra manera el Oktoberfest, tocaban cervezas y salchichas Alemanas. Para acompañar estas delicatessen, preparamos unos panes artesanos, que quedaron muy bien, decir que para ello contábamos con la experiencia y sapiencia de la hija del panadero, la Nere, así que como para quedar mal.
Empezamos la cata con una cerveza del estilo Festbier, como no podía ser de otra manera, de la cervecera weihenstephaner, cerveza dorada, ligera, que destacaban los sabores a dulces y a granos de la malta, muy bebible y refrescante, vamos como para beberte un par de litros sentado en el Oktober. 38,4 puntos y segunda posición, llevándose por mi parte la peor puntuación, ¡empezaba muy generoso el Chao!.
Todo esto nos metimos.
Con buen sabor fuimos a por la segunda cerveza, de un estilo especial, como es el Naturtub, cervezas fermentadas y servidas desde la bodega donde se hace y sin filtrar, hacen que estas cervezas, al comercializarlas pierdan parte de su encanto. La cerveza en cuestión era la naturtub de kostritzer, también muy maltosa, aunque con mayor presencia del lúpulo en el amargor, destacaban mas los sabores a caramelo y bizcocho, ligera y bebible de gusto dispar, desde un 42 hasta un 23 de puntación, quedandose con 30,9 puntos de media.
La tercera cerveza, fue servida tapada por papel albal para no saber lo que se estaba catando y así no condicionar las puntaciones. Fue la Woll Damm de estilo Marzen, cerveza bien conocida y apreciada por muchos. Destacaban los sabores maltosos, sin lúpulo, donde se notaba el alcohol y que no hizo mucha gracia, llevándose la peor puntuación, aunque no muy mala, 29,8.
Para hacer un pequeño descanso, ya que estábamos en la mitad y poner un poco de colchón en el estomago, sacamos una fuente de salchichas bavaras y salchichas Bratwurst, hechas a la plancha, junto con unas patas a la pimienta. También había unas cuantas salsas de distintos tipos, que nos entretuvieron probándolas.
Que aplicado.
Con el estomago algo lleno, continuamos la cata con una weizenbock, la tap 5 de Schneider. Aquí recibí las broncas de la Alemania, sobre la pronunciacion de weizen, no podemos ser perfectos. Cerveza de trigo, donde destacan los sabores del trigo, junto con los de la levadura, plátano, clavo, ligero toque cálido, aunque no muy presente pese a tener 8,2 grados, la verdad que gusto bastante y se llevo el tercer puesto, 36,3 puntos, que para mi se queda un poco corto, aquí saco Chao su lado oscuro y la dio 28 puntillos na mas.
Seguimos la cata con un estilo que me gusta mucho, Doppelbock, y que mejor cerveza para este estilo que la Paulaner Salvator. Cerveza muy compleja, donde destacan los sabores a malta, caramelo, chocolate , junto con sabores a frutas oscuras, ciruelas, pasas y con agradable final cálido, que hacen de ella una gran cerveza, que gusto hasta el Chao. 40,6 puntos y primer puesto.
Como nos dibuja Chao.
Para acompañarla sacamos otra bandeja de patas con salchichas lanswurst, curriwust y picantes, hechas a la plancha.
Para terminar le toco el turno a la Aventinus de Schneider, una eisbock y de 12 grados nada menos, como es lógico en cervezas tan fuertes, mucha disparidad, desde 23 puntos a 38, cada cual sobre sus gustos. Cerveza maltosa y alcohólica, como no, pero que tranquilamente sentados no entraba ni tan mal, aunque no invite a tomarse otra, tal vez por que igual acabas un poco mal, 32,8 puntos.
Para terminar la merienda cena, sacamos unas salchichas Frankfurt y Berlinesas, para estos estilos las hicimos cociéndolas a la cerveza negra, estas son las mas parecidas a las "salchichas de perro" que estamos mas aconstumbrados a ver y ya sobraron algunas, claro que habíamos dado buena cuenta de 3,5kg de salchichas con patatas y Javi nos vino casi recién comido, sino igual también habrían caído.
Como punto final y para reposar un poco, nos pusimos una Spaten Oktoberfies en una jarrota, para brindar todos.
Quiero dar las gracias a todos los participantes, que me rellenaron todas las hojas, hasta Zamora y que estuvieron bastante tranquilitos, siendo una cata de lo mas formal. Menos a Davalillo que se porto como un diablo, ah que no vino, pobre.....

 ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ PROST!!!!!!!!!!!!! 
Y hasta la próxima,cervezas Belgas y cecina, ¡q ganas!

lunes, 9 de octubre de 2017

Pumpkin Ale o cerveza con calabaza.

Comenzamos este nuevo año lectivo cervecero, con algo distinto, cerveza con calabaza. Ya habíamos echo una, pero la añadimos unas pocas guindillas verdes que mataron todo posible sabor de cualquier tipo y no nos gusto mucho.
Hicimos un pequeño lote de 10 litros, con el tiempo justo para beberla en los santos. Las maltas usadas fueron 2kg de munich y 120gr de crystal, de calabaza usamos 1,5kg. La calabaza se espolvorea con azúcar moreno y se mete al horno a 200 grados por unos 10 minutos que se caramelice un poco. Despues se macera la malta junto con la calabaza triturada, bueno yo no la triture, la corte en trozos pequeñitos, para no tener problemas de filtrado y el resto de proceso es como todas las cervezas, le añadí 25 ibus de amargor nada mas, para que no sea amarga y ya la tenemos fermentando. Hay recetas que la añaden alguna especie como clavo, canela o vainilla, pero por una vez me corte y la deje sin extras. Esperemos quede muy rica y la podamos disfrutar en los santos.
La calabaza en tacos.
Despues de hornear, se nota como se caramelizo

Con el azucar espolvoreado.

Macerando.
Un poco de almuerzo para cojer fuerzas.

viernes, 6 de octubre de 2017

Queso con cuajo vegetal

La mejor ayudante posible.
Pues como el titulo indica, el otro fin de semana nos dispusimos a realizar un pequeño experimentó, que consistía en hacer queso con diversos tipos de cuajo de origen vegetal, alcachofa, higuera y cardo (Cynara cardunculus o cynara humilis). Recordar que el cuajo normal se extrae de los estómagos de animales lechales, bien sea oveja, ternero o cabra.
Digo experimento por que después de buscar y rebuscar en Internet no encontramos gran cosa y lo que había era nada preciso, así que aquí os vamos a poner como lo hicimos nosotros y de una manera un poco mas exacta.
Empezamos el jueves  por la tarde preparando los cuajos de alcachofa y cardo. Los cardos y alcachofas les habíamos recolectado las flores, en el mes de julio y les hemos tenido secando en una caja de cartón, para que no les de el sol, hasta que pasen de morados a blancos, o casi blancos, que fue esta semana, 3 meses.
 Materiales: Un mortero, agua embotellada, quería que ni tuviese cloro ni ningún bichillo no deseado, un colador, una  bascula, una jarra con medidas de 2l y los pistilos de las flores del cardo/alcachofa, nosotros usamos 2,5gr de flor de alcachofa que salio practicamente de una sola y 2gr de flor de cardo que saldría de unos 20 cardos.
Cuajo vegetal:
Lo que hicimos basicamente es echar en el mortero los pistilos, añadir 33cl de agua y machacarlo bien durante un par de minutos, ese agua lo colamos y lo echamos en una botella. Repetimos la operación otras dos veces hasta tener un total de 1l de cuajo, el color del cuajo de alcachofa era un poco amarillento, mientras que el de cardo era mas trasparente, guardamos el cuajo en la nevera para usarlo al día siguiente. Lo de hacerlo el día antes era para no perder tiempo el viernes, pero vamos que si se hace al momento dará igual.
El viernes por la tarde recogimos la leche recién ordeñada y nos fuimos al merendero para hacer nuestro quesito rico.
 Empezamos haciendo 20l de leche del modo de siempre con cuajo animal, en el momento que echamos el cuajo, nos pusimos a hacer un pequeño experimentó, como no sabíamos cuanta cantidad de cuajo teníamos que utilizar, hicimos un pequeño experimentó,  cogimos 3 vasos y echamos en cada uno 100ml de leche y 6,8 y 10ml de nuestro cuajo vegetal respectivamente, recordar que para que cuaje la leche tiene que estar entre los 36 y 40 grados, así que para que no nos bajase de esa temperatura, lo pusimos en una bandeja al baño maría y añadíamos agua caliente cuando nos bajaba de esos valores. Cuando la leche que teníamos con el cuajo animal nos cuajo, unos 45 minutos, revisamos los 3 vasos, el de 6ml tenia grumitos pero no había llegado a cuajar, el de 8ml estaba a medias y el de 10 estaba bien cuajado, como íbamos a usar 5l de leche, que es lo que usamos para sacar 1kg de queso, multiplicamos por 50 los 10ml, dándonos medio litro e cuajo, de cardo no tenia la misma consistencia que el de alcachofa, decimos usar 600ml.
Queso cuajo vegetal:
Calentamos lentamente en la olla 20l de leche de oveja, sin pasteurizar, hasta llegar a los 40 grados, (preferimos ir un poco a lo alto por las perdidas de temperatura al echarlo en los distintos recipientes).
Experimentando.
Una vez conseguido la temperatura, repartimos 5l de leche en 4 cubos. Al primer cubo le añadimos 500ml de cuajo de alcachofa, al segundo 600ml de cuajo de cardo, el tercero era el de higuera, en el recogimos 5 ramas de higuera verdes y con la parte blanca estuvimos removiendo durante 5 minutos y de dejamos las ramas dentro del recipiente, esto es un poco a ojo pero no vimos otra manera, y en el 4 cubo echamos cuajo animal para tenerle como muestra.

Con los nervios a flor de piel, la verdad que no dábamos un duro por que funcionase, nos pusimos a esperar, después de mirarlo 20 veces a los 10-15 minutos vimos como se hacia una pequeña telilla en la superficie de los cubos, el de higuera fue el ultimo.

Como se lo paso alguna....
Todo felices nos abrimos una cervecita y nos pusimos a esperar hasta los 45 minutos sin mirarlo mas para no ponernos mas nerviosos. Pasado el tiempo, comprobamos que lo único que había salido era la telilla, ya que la temperatura en los cubos nos había bajado a 25 grados, ¡ole nosotros.!
Un poco decepcionados nos pusimos a remediarlo. Subimos la temperatura de los cubos de cardo y alcachofa al baño maría en la fregadera y una bandeja grande y el de cuajo animal lo echamos de nuevo en la olla y le subimos fuego la temperatura hasta los 40 grados poco a poco, operación que repetimos mas tarde con el higuera. Una vez conseguimos volver a tener toda la leche a 40 grados y lo  mas importante mantenerla, empezó a cuajar, pero ya nos cuajo poco y de manera rara sin espesar todo bien, menos el de alcachofa que parecía ir muy bien. Nos pusimos primero con el de cuajo animal y después de desmigarlo y desuerarlo, vimos que el rendimiento había sido muy por debajo que los anteriores, repitiéndose lo mismo con todos los recipientes, sacando medio kilo nada mas, decir del suero vegetal, que era muchisimo mas suave y cremoso.
Llenamos los moldes y les pusimos a prensar toda la noche.
Al día siguiente les desmoldamos y les tuvimos 24h en salmuera, el domingo les sacamos y les llevamos a madurar a 18 grados con un 70% de humedad, algo por debajo de lo habitual.
Bueno ahora solo queda esperar un par de meses para poder probarlo, ya os contaremos que tal esta.

Que pinta mas wena.












Resumen:
1º Calentar la leche entre 36 y 40 grados.
2º Añadir el suero, 500ml de alcachofa, 600ml de cardo o remover con 5 palos de higuera.
3º Mantener a temperatura durante 45 minutos.
4º Cortar en cuadraditos.
5º Desmigar.
6º Desuerar y meter en moldes.
7º Prensar 12 horas
8º Desmoldar y meter en salmuera 12 horas, darlo la vuelta y otras 12 horas. Salmuera: en un recipiente echar agua y añadir  sal hasta que flote el queso, cuanto mas fría mejor.
9º Sacar de salmuera y madurar en una habitación por dos meses a 18 grado, con un 80% de humedad.

Desuerando.

Cortar.


Metiendo en los moldes
Taraden.



Prensado.














jueves, 6 de julio de 2017

Fin de calendario escolar cervecero 2016 - 2017

Pues como dice el titulo, acabamos este año laboral. Después de un buen numero de producciones y unas cuantas catas, este sábado terminamos con la realización de una porter, que esperamos pueda ser degustada, en cañero, por todo aquel que pase por la bodega de los cisnes, en las ferias de la santa cruz de Astudillo.
Empezamos como siempre bien pronto, para aprovechar el día, y mientras se hacia la cerveza recogíamos un poco, que también le hacia falta. A media mañana se paro para el almuerzo obligatorio y el cheff polak se puso a preparar la paella de la comida, ya aprovechamos un poco que había gente por allí y mientras unos dejaban tirados los cables de luz del futuro baño, wito y cots se pusieron a embotellar una weizenbock que teníamos ya a punto. Sobre las 2 de la tarde acabamos todo y nos fuimos a echar unas cañas por el pueblo, para relajarnos un poquito.
Paellita rica.
De comida teníamos la fenomenal paella, con una pinta espectacular y mejor sabor. También había un poco de pan de cerveza, que teníamos preparado para la ocasión. Como sobremesa toco una partidilla de poker, en la que dejamos ganar al lotero, para que este contento el hombre.
Terminada la partida, dio comienzo la cata, eramos 5 tan solo y lo peor de todo, estaban los mas guerreros, decir en su defensa, que se medio portaron bien, menos foro, por suerte.
Bueno la cata, era de cervezas estilo IPA y sus variantes, y para el maridaje teníamos embutidos típicos de León.
Empezamos con una Sesión IPA de Magic Rock llamada Inhaler, cerveza ligera como es el estilo, muy adecuada con sus sabores a frutas tropicales y resinosos destacando, muy bebible 32 puntos. Para maridarla teníamos cecina de untar en tostas de aceite y orégano, que estaban muy ricas.
Continuamos con una APA de la reciente cervecería cántabra Redneck, Brandine. Estaba muy rica destacando los cítricos y pino, aunque un poco seca en final y algo subida en amargor para el estilo. Pero entraba bastante bien con el embutido de lengua de ternera curada y ahumada. 27 puntos para ella.
Buen maridaje, ¿no?
La tercera cerveza llego desde pucela una Red Rye IPA, The flyning in Plague Carnival, con una etiqueta muy gótica con calaveras una bonita lazada dorada, la cerveza estaba muy sabrosa, quizá un poquito dulce, pero con sabores frutales y a caramelo presente, 37 puntazos para esta cervecita. Como maridaje toco panceta secada y en pimentón, que estaba rica, aunque la nuestra esta mejor, mas que nada por que tiene mas carne con diferencia.
La siguiente cerveza nos llega de EEUU de la mano de AleSmith, su IPA, gran cervecera con unas buenisimas cervezas que nunca defraudan, si serian mas económicas la verdad que serian de 10 todas. Muy buena cerveza con complejo carácter a lúpulo, frutas tropicales, cítrica, resinosa y ligeras notas de la malta. Nos gusto mucho y prueba de ello son los 42 puntos que la otorgamos, siendo la mejor valorada. Como tapa toco morro desecado, estaba bastante curioso, y aunque se podía comer crudo no le había venido mal pasarle un poco por la plancha.
Con muy buen sabor de boca le toco el turno a la Black in Black de los Navarros Naparbier, una Black IPA muy resinosa y agradable, con los ojos cerrados no aciertas que es de color negro en la vida, 38 puntos y segundo puesto para ella.  Como no podía faltar en un lote de embutidos de León, apareció una cecina espectacular.
Terminamos la cata con una doble IPA vasquita, la SSD de Basqueland Brewery. 32 puntos para esta cerveza donde se notaba la presencia y amargura del lúpulo, aunque quizá no tanto como la deseada en una doble IPA. La empapamos con un poquito de lomo del Bierzo y quedo espectacular.
Gran doppelbock para pasar los calores veraniegos.
Y con esta, terminamos la cata y casi la jornada cervecera, día muy entretenido en el que no paramos casi ni un segundo, pero que mereció la pena. Ya con todos los deberes hechos, solo nos queda disfrutar este veranito de toda la cerveza que tenemos acumulada, esperemos que nos llegue.
Con esto nos despedimos hasta Octubre, que esperemos empezar otra vez las producciones y actividades cerveceras, quizá toque un Octoberfest este año.....
Espero que disfrutéis este verano con una buena cervecita en la mano, a ver si con este descanso ponemos las recetas cerveceras al día y alguna otra cosilla mas.
Salud, cerveza y Rock & Roll¡¡



martes, 23 de mayo de 2017

Dia cultural cervecero.

Este pasado sábado teníamos programado un día ameno, tranquilo y con varias actividades cerveceras.

Empezamos el día a las 9:30 saliendo de Astudillo, bueno como siempre la señora Éster nos hizo salir un poquito tarde. Después de un viaje de lo mas entretenido, llegamos Reinosa a las 10:30 puntuales, pero nos toco esperar al señor Kiko, que encima vino con ganas de tomarse un café tranquilo y que nos retraso todas las actividades, que se le va ha hacer.
Después del cafetillo, nos fuimos a hacer una ruta por Reinosa, después de tener todo bien mirado y preparado, Sete nos lió y terminamos haciendo una ruta un poco alternativa, que nos llevo algo mas de tiempo, sin tiempo ni de almorzar nos fuimos para la micro Ibre.
Allí nos presentamos, pensando que llegaríamos tarde, pero el cervecero ni se acordaba de nuestra visita y si no es por que el equipo de frió se le había roto, creo que no habíamos tenido dicha visita y lo que es peor la guerra que habría dado alguno de cueto, habría sido parda.
Amena visita a Ibre donde vimos su micro y nos comento como hacia sus dos estilos de cerveza. Tibiemos el placer de poder degustar las cervezas que estaba fermentando también y después de comprar unas cervecillas, con el tiempo mas que justo nos fuimos a comer al restaurante Noviembre, que mas bien fue Octubre ( preguntar a Chao sobre esto....)
Muy buena comida y buen trato en el restaurante, la verdad que habríamos estado muy agusto y tranquilos, si alguno no tendría el tiempo justico y con todo el retraso del día casi no pudimos ni tomar el café.
Nos despedimos de los Cueteños, que una mañana bien, pero mas tiempo ya cansan, jeje y nos volvimos a nuestro Astudillo para realizar una cata de cervezas ricas.
Empezamos la cata un poquito tarde para variar, con un pequeño taller de olores, en el que pasamos varias esencias y que fue muy bien, vamos mejorando.
Ya con las cervezas, se presentaba una cata interesante, de estilos no habituales y larga, ya que a las 7 que teníamos, sumamos 2 mas de Ibre.
Empezamos con una Kolsch de Thornbridge la Tzara, estilo Aleman hecho por una cervecera Inglesa. Ligera, balanceada y refrescante 28,6 puntos se llevo.
Continuamos con una Ale Inglesa, Hogs Back, que nos trajo de ese país el Chao, De color cobrizo y con notas a maltas caramelo, gusto bastante, aunque la baja carbonatacion típica de los estilos Ingleses no termina de convencer, 33 puntos.
Cambiamos de una cerveza maltosa a una lupulada, una Golden Ale, la Gold Dairy, marcado carácter lupulado, donde destaca el mango, pino y las notas cítricas, una cerveza rica y refrescante, que acabo en tercer puesto con 35,2 puntos.
Cambiando otra vez totalmente de estilo, le todo el turno a una Red Flanders,Duchesse de Bourgogne, cerveza de carácter frutal ácido, que como son estilos estilos, encantan a unos y aborrecen otros, pero había que probar lo que es una cerveza con una grata acidez, no se llevo mala puntuación 32,7, mas de lo que yo me esperaba. Claro que hubo diferencias de los 19 del chao a los 42 de Ester, pero digamos que no disgusto a nadie.
Seguimos con la ultima cerveza Inglesa, una Strong Ale, Weterham, que fue la que peor puntuación se llevo, ya que tenia un amargor un poco desagradable y tan solo saco un 26.
La penúltima cerveza fue la Belhaven 90, de estilo Wee Heavy, si Jose, existe este estilo. Cerveza muy maltosa donde destaca el caramelos, balanceado con el alcohol y que gusto mucho, 39,1 puntos y segundo puesto para ella.
Terminamos con una Baltic Porter , de una micro Canadiense Los tres Mosqueteros, que estaba muy muy rica y que sorprendió y agrado mucho a todos, muy compleja destacando las maltas caramelo tostadas y chocolate y las notas a frutas oscuras, primer puesto con 39,5 puntos.
Entre medias de estas cervezas sacamos las dos cervezas de Ibre, que gustaron bastante y maridamos todo con distintas tapas de morcilla, champis con morcilla, empanada, pizza, morcilla iberica y de wagyu.
Y asi poco a poco terminamos la cata a las 11 de la noche. Dia ameno y entretenido, aunque un poco estresante y con prisas, en el que lo pasamos muy bien. Así que os dejamos unas fotos, que son el mejor testigo. También hay fotos del pasado día en torre, donde El Aijon llevo cervecitas y queso a la romería.
Salud, cerveza y hasta la proxima¡


Jose dandosela al pobre cervecero



Parece que entendemos... o es postureo.
Noviembre.....



Pedazo cochinillos se comio Javi.